En la mafia duartista, hay ganancias para todos. Parte 2

En su gobierno implementó formatos en los que todos los de la red tuvieran ganancias

octubre 2017 |

Si las dependencias del gobierno de César Duarte necesitaban mobiliario, tóner, calcomanías, aulas móviles y demás productos, bastaba con adjudicar un contrato millonario a la empresa Grupo Fritag, cuyo socio era Jaime Agustín Gómez Fong, sobrino de Bertha Gómez Fong, esposa del exgobernador.

Primera parte

El César de la corrupción. Saqueo en Chihuahua. Parte 1

Durante los seis años que gobernó Chihuahua (2010 a 2016), César Duarte se aseguró de que todos sus negocios implementaran formatos en los que todos los que formaban parte de la red de corrupción tuvieran ganancias.

Así lo mostró el mecanismo mediante el cual beneficiarios de programas agrícolas rentaban autobuses de transporte escolar a las empresas Movilidad y Enlaces Empresariales S.A. de C.V., y Enlaces Terrestres del Cobre S.A. de C.V., que eran propiedad del secretario de Salud, Pedro Hernández Flores, quien, a la vez, vendía a la dependencia la gasolina que los vehículos consumían, a través de Ana Margarita Torres Gómez, su socia en dichas empresas.

Hernández Flores también fue una pieza clave de la trama. El 9 de julio de 2015, aún como secretario de Salud, depositó un millón 345 mil dólares desde su cuenta personal con número 7702197435, radicada desde 2011 en una sucursal de Wells Fargo de El Paso, Texas, a la cuenta personal de Bertha Olga Gómez Fong, esposa del exgobernador. Otro movimiento fue realizado ese mismo día en favor de Rosa Isela Gaytán, quien fue titular de la oficina de Servicios Jurídicos de la Secretaría de Salud, ese depósito fue por 645 mil dólares. Prácticamente nada escapaba a las ofertas que la red empresarial hacía al gobierno de Chihuahua. Mueblerías que dotaban de mobiliario para el programa de Escuelas de Tiempo Completo o aulas móviles a la Secretaría de Educación o vendían consumibles como tóner para impresoras al resto de la estructura administrativa.

Si la Secretaría de Obras requería calcomanías autoadheribles, bastaba adjudicar un contrato millonario a Grupo Fritag S.A. de C.V., cuyo socio era Jaime Agustín Gómez Fong, sobrino de Bertha Gómez Fong, esposa del exgobernador, y quien actualmente está vinculado a proceso por el desvío de 15 millones de pesos del erario en complicidad con la empresa Consultores Empresariales Asociados del Golfo S.C.

César

Jaime Agustín Gómez Fong, a través de Grupo Fritag, una de las empresas que mayores beneficios obtuvo de la administración de su tío político, logró en seis años contratos hasta por mil millones de pesos, por la venta e instalación de aulas móviles, consumibles para computación, mobiliario, estampas autoadheribles para obras públicas y otros productos.

Un ejemplo de estos contratos fue la licitación SH/024/2015, firmada por Ana Edith Lozoya de Alba, representante de Grupo Fritag, en la que 116.3 millones de pesos fueron pagados por el suministro de mobiliario y de equipo para el Poder Ejecutivo. La operación se hizo por adjudicación directa. Otro caso fue el de la licitación SH/032/2015, por un monto de 15 millones de pesos para la compra de tóner y consumibles, y la licitación SH/058/205, por casi nueve millones de pesos, para la compra de mobiliario no especificado. Todos los casos fueron resueltos por adjudicaciones directas.

César

›La Secretaría de Educación estatal, ocupada por funcionarios de primer nivel que eran familiares consanguíneos en primer grado del exgobernador, fue otra de las instituciones que aporto más a esta red, con transferencias de recursos públicos por cerca de 250 millones de pesos.

Ganadera Regional General División del Norte, que logró depósitos por 50 millones de pesos, cuando Ricardo Duarte, hermano del gobernador, era rector de la Universidad de Ciudad Juárez y socio de esta empresa.

El sector de la educación superior estatal anidó operaciones que beneficiaron a los miembros de la trama de corrupción duartista. Los espacios rectores de la UACH y sus aulas fueron ocupados por catedráticos que resultaron ser socios o familiares de Duarte, como Crescenciano Duarte Jáquez, hermano del exgobernador, que fue director del Centro de Investigación y Desarrollo Económico de la universidad.

Otros académicos relacionados a la red fueron Jesús Alonso Duarte García y Ricardo Gómez Carrillo, ambos primos del exgobernador, quienes ocuparon los cargos como director general del Colegio de Bachilleres de Chihuahua y director del Plantel 10 del Colegio de Bachilleres en esa entidad, respectivamente.

César

Duarte García y Gómez Carrillo fueron socios, junto con Guadalupe Armando Arriola Gómez, en la empresa Mayorista de Frenos y Refacciones S.A. de C.V., mediante la cual obtuvieron adjudicaciones directas de la Junta de Aguas y Saneamiento de Chihuahua. De acuerdo con la investigación realizada, Arriola Gómez figura desde 2005 en la lista de Office Foering Assets Control (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por formar parte, presuntamente, de una red de lavado de dinero para cárteles de la droga en México.

La UACH fue casa de la corrupción durante el gobierno de César Duarte. Con la dirección de esta universidad, localizada en el Circuito Universitario s/n, Campus 2, Edificio Tecnoparque, otra empresa, Alfa Cenith S.A. de C.V., cuyo socio mayoritario es Jesús Olivas Arzate, exdirector de Egresos de la Secretaría de Hacienda en el sexenio duartista, fue dada de alta en el registro público de comercio de Chihuahua.

Aunque constituida bajo la misma dirección que la universidad, Alfa Cenith obtuvo un registro en el padrón de proveedores de la propia universidad, con otra dirección que fue localizada en la calle Cadeneros 91-15, colonia 2 de junio, una de las zonas deprimidas de la capital chihuahuense. A la vez, la empresa de Jesús Olivas Arzate también fue proveedora de la Secretaría de Hacienda, dependencia en la trabajaba, así como de la Universidad Tecnológica de Camargo. 

Olivas Arzate también fue identificado como socio de Comercializadora Toquin S.A. de C.V., empresa que la OFAC vincula con una red de lavado de dinero del Cártel de Sinaloa y con Joaquín El Chapo Guzmán.

Luis León, Francisco Pazos y Jonathan Nácar

Fuente: Eje Central

Etiquetas: , , , ,

Leave a Reply